Hinojal

De Vozdemitierra

Vocabulario procedente de http://www.hinojal.es/ . Se encuentra entrando en la sección "Noticias" y buscando "Diccionario de Hinojal".


DICCIONARIO DE HINOJAL: Editado por Fidel Durán Macarrilla

La idea de hacer este diccionario, surgió cuando llegó a mis manos un libro de palabras autóctonas de los pueblos limítrofes (Santiago del Campo, Talaván, Monroy y Cañaveral entre otros). Me di cuenta que no contenía palabras Hinojaliegas por lo que me sentí molesto y decidí recopilar las de nuestro pueblo en este pequeño diccionario. Algunas las conocía, pero otras me han llegado de paisanos a los que aprovecho para agradecerles su aportación. Quiero hacer constar que ha sido un trabajo selectivo de las palabras que se conocen, algunas que suponíamos autóctonas, existen en el diccionario de la Real Academia de la Lengua, y otras han sido deformaciones ocurridas con el paso de los tiempos o por el propio deje (ej: “entea” por dentera, “comío” por comido o “jiguera” por higuera). Tanto unas como otras se han omitido en esta recopilación. Soy consciente de lo incompleto de esta obra, por lo que solicito vuestra ayuda para rematarlo en la medida de lo posible.

Tabla de contenidos

Gentilicio

Hinojaliegos.


A

A la confi: Tirar los bolindres despacio y altos. A seco: Trabajar para un amo obteniendo sólo el jornal; la comida por cuenta propia. A trancas y barrancas: Resolver un tema con muchas dificultades. Abalón: Limpiar de forma superficial. Abobillera: Planta herbácea parecida a la asosillera que echa las porritas. Abombao: Persona que no se entera demasiado de las cosas que se dicen. Aborrongá: Estado de ánimo de una persona que le impide realizar sus tareas. Abuelos: Espigas que los pájaros dejan sin el grano. Aceitereo: Salir de casa sin necesidad, para hablar o ver a alguien. Achiperres: Herramientas u objetos de poco valor y poca utilidad. Achispá: Alterada, enfadada, excitada. Aciburri: Mareo o desvanecimiento. Acojormo Llenar algo hasta el borde máximo. ■Persona excesivamente mimada. Acorcullar: Ponerse en posición de cuclillas. Acorría: Que tiene muchas alternativas. ■Persona que tiene buena ideas para decidir cosas. Acuqueo: Acción de burlarse públicamente de una persona. Acurtior: Aquél que va a recoger los palos que se lanzan en el juego del PI-PIO. Aderas: Hierba de hoja ancha y sabor ácido. Agachaparrá Persona caída de hombros y con poco espíritu. Agañotar: Acción de apretar en el cuello hasta asfixiar. ■Nudo que se forma en la garganta al comer. Agarbao: Encogido, agachado. Agua chirle: Cualquier líquido con poca concentración. Aguaillo: Sopa de agua, vinagre, sal, aceite y algo de cebolla picada y sin pan; servía como refresco en verano al venir de la labranza. Aguanieve: Ave fría. Agula Tino o puntería. Aire (darte un): Darte una parálisis facial. Ajilao: Persona o animal muy delgado. Al pelo: Sembrar en tierra que no ha tenido barbeho ni bina en el último año. Al punto: Al instante, rápido, etc. Al rente: Al filo de algo. Al retortero: Accion que denota que algo está mal colocado o que tiene un mal uso. Alalí: Al acecho. Albedrío: Brillo que tienen algunas cazuelas de barro (cazuela albedriá). Albellanera: Encina que tiene las bellotas muy ricas; se cogen para comerlas en casa. Alboroqui: Especie de agasajo o agradecimiento que hacen el comprador o el vendedor a las personas que han intervenido en el trato. Generalmente consiste en la invitación a tomar una copa en un bar. Algúergaloso: Aquel al que le gusta formar jaleo o protestar por todo. Allá cullá: Indicativo de lejanía. Alta: Hembra que sale en celo. Amollecer: Mojar algo con líquido hasta empaparse. Amollinar: Aflojar la lana. Amorrada: Con poco ánimo. Andar a la cata: Andar en busca de algo. Andarrio: Trozo de palo muy seco que arrastran los ríos y que machacado, lo usaban los niños como tabaco. Andurriales: Arrabales a las afueras del pueblo. Caminos fragosos. Antiel: Anteayer. Años avenincios: Tiempos muy lejanos. Aparramplá: Dícese que quien se sienta de manera descuidada. Aparranao: Persona que al sentarse, ocupa más espacio del correspondiente. ■Sentarse en el suelo con las piernas estiradas y generalmente abiertas. Apescuñar: Coger las cosas de forma apretada. ■Cerrar ojos y boca muy fuertemente. Apropingarse: Hacerse dueño de algo de forma ilícita. Aquetón: Negación (-esta mañana te has levantado muy tarde; -aquetón, me levanté muy temprano). Albañal: Canalización que se hacía desde el corral a la calle para que saliera el agua de los mismos. Alcayata: Escarpia. Argaillos: Utensilio de esparto para que las caballerías transportasen dos cántaros. Argamula: Planta de hoja ancha, vasta y de flor lila. Abunda en los terrenos estercados. Árgana: Utensilio de esparto usado por animales de carga para el transporte, fundamentalmente de cuatro a seis cántaros. Arpeñata: Ave de tamaño pequeño, de plumaje blanco y negro y que anida siempre al lado de alguna peña o piedra grande. Sus huevos son verdes y su nido muy vistoso y original. Arpoyata: Piedra que sobresale de una pared a modo de asiento. Arranchá: Persona que al sentarse o tumbarse, ocupa un espacio mayor que el que le corresponde. Arrastrao: Pasodoble. Arrecachahiende: Premura. Arrecachón (ir a): Posición del niño pequeño cuando se porta en la cadera con las piernas abiertas. ■Dícese al jinete que cabalga con las piernas abiertas sobre el lomo de la caballería. Arreconchinar: Arrinconar. Arregajo: Hierba fresca y tierna que se cría en el agua de los manantiales y se come como ensalada. Es muy parecida a la pimplina (véase definición). Arregañadiente: Hacer las cosas de mala gana. Arreguñar: Arañar. Arremear: Imitar. Arrepio: Arrebato. Arrequicio: Demostración de cariño mediante mimos. Arrimón: Tronco de leña gordo que se coloca para apoyar el resto de leña en una hoguera. Arromanza: Hierba de hoja ancha parecida a la acelga que se cría en los humedales. Arroz patú: Arroz pasado y pastoso. Arruinoso: Hierba que se cría en los sitios de humedad, semejante a la Asosilla y a la Abobillera, algo mas vasta y para uso en ensaladas. Artesuela: Recipiente de madera para guisar la carne de la matanza. Asollamao: Asado tostado por fuera y crudo por dentro. Atenti-boneti: A rebosar. Aturrullado Nervioso e incapaz de realizar la acción encomendada. Atrochismochi: Atajar. Aupá: Saciada de comer e incómoda por ello. Aviá Arreglada para una ocasión. ■Mujer gestante. Azumacarse: Teñido de las ropas cuando los diferentes colores se lavan juntos.

B

Bacarrazo: Acción de enfermar con gravedad. Baducar: Quitar agua al cántaro para que no se derrame. Balea: Escoba realizada de la cuca de las arrumanzas y sirve para quitar las grancias o pajones al grano cuando se está limpiando. Bandal: Buche del cerdo. Barbiscache: Cinta que se sitúa bajo la barbilla, para sujetar el sombrero. Barco: Plato-fuente generalmente rectangular, con forma semejante a una embarcación. Bardón: Semiaro hecho de madera que colgado del yugo, sirve para apoyar y sujetar la punta del arado. Barrilote: Pájaro recién salido del huevo. Batiero: Madera con ondulaciones o piedra grande que utilizan las mujeres para restregar la ropa cuando la lavan. Beberreton/a: Persona que bebe mucho Bejino: Adjetivo que se le daba a alguien enfadado y que hablaba gritando. Bencejo: Lazo que se hace con el bálago para atar los haces de mieses. Bentril: Material que se pone al final de una soga para no dañar al animal cuando se le sujeta la carga con dicha soga. Berrionda: Hembra en celo. Berrina: Desasosiego que se da en el ganado vacuno cuando detectan sangre. Berugo: Trozo grande de pan. Betijo: Palo que se pone a los chivos en la boca para que no puedan mamar. Bicharraco: Animal grande. Bichear: Juguetear con las cosas, no estar quieto. Bigardo: Hombre alto y delgado. Biqui: Algo que al caer, no queda ni plano ni de canto. Birú Birú: Persona que dice muchas tonterías. Biscal: Trozo de soga o cuerda hecha de esparto. Bocera: Herpes labial. Bochinche: Trago pequeño de algún líquido. Bochucho: Algo que está entre caliente y templado. Boja: Ampolla o llaga que sale por roce. Bolindre: Canica. Boquirrucia: Escrupulosa para comer. Borcheta: Hucha. Bordonero: Vago o perezoso para levantarse. Bulancra: Agujero de la pared que sirve para meter las vigas del andamio. Burranco: Burro lactante. Burrilla: Taburete con tres patas hecho de la rama de un árbol. Burro cerrao: Burro con dentadura completa. Buscar mohito: Buscar algo que se sabe no hay.

C

Cabal: Cartera de madera o cartón para ir a la escuela. Cabrilla: Espigas que quedan en pie después de segar. Cacarrera: Moco seco. Cacarullar: Correr sin saber donde quieres ir. Cachipuchi: Mezcla. Cachivaches: Utensilio inútil. Cachiza: Bellota que en lugar de tener dos mitades tiene más de dos partes divididas. Cachupeo: Indicción de desorden. Cagaluta: Excremento de oveja o de cabra. Cagarra: Máscara para disfraces. Cagarrucia: Animal o persona poco desarrollada físicamente, y que además come poco. Caicuando: De vez en cuando. Caldillo: Sopa que se hace en las matanzas con la sangre líquida del cerdo en vez de con agua. Calzona: Pantalón corto. Cama del arado: Pieza que une el cabezal del arado con la puntera, que lleva una ranura en el medio la cual sirve para graduar la profundidad del surco. Cambullones: Fuertes sacudidas o movimiento brusco. Campanillá: Acción de hacer mucho ruido mediante campanillos, cubos, latas etc. Se daba ante hechos como la separación de matrimonios, unión de una pareja sin casarse o ante cualquier hecho reprobable. Canchal: Grandes peñascos cortados de forma vertical. Canchúa: Dícese de la persona o animal ancho de pecho. Candanga: Cansancio por trabajar, correr, etc. Candilear: Andar a deshoras de la noche. Canoná: Cada muy poco tiempo. Cansuto: Falto de ánimo y desgano general. Cantaparro: Piedra de gran tamaño. Cantarera: Ventana falsa para poner loza u otras cosas. Cantear: Dar la vuelta a algo o cambiar el sentido de marcha. Capar la boina: Cortarle el rabiche a la boina. Capar las meloneras: Cortar una guía a las meloneras para que no crezcan con demasiado vicio. Cara desperagañá: Cara limpia, brillante y sin arrugas. Carabear: Entretenerse hablando con otros. Carbotear: Asar castañas o bellotas. Carbonera: Estancia de uso en época de trilla, dónde dormían y comían mieses las caballerías. Carcajo: Zona de las caderas. Carcavuezo: Hoyo en un arroyo semioculto por el pasto, juncos… Carpás: Calada al cigarro. Carpio: Llamada o aviso. Carrenderilla: Conceder ventaja en una competición. Carrera: Raya que se hace en la cabeza al peinarse. ■Punto suelto en una media. Carretón: Artilugio de madera para meter a los niños desde los seis o siete meses, hasta que echaban a andar. Cartilla maquilera: Zona genital de las mujeres. Casa de melón: Red de juncia para colgar los melones en el techo de la casa. Cebica: Grapa que sirve para coser las albarcas. ■Grapa que se pone a los cerdos en el hocico para que no puedan hozar (hociquear). Cebique: Alimento que llevan las aves en el pico para sus crías. Ceborrincha: Especie de cebolla salvaje. Censo: Persona de poca valía, torpe, sin sal, apocado, etc. Cenutrio: Hombre muy tosco. Ceranda: Criba de agujeros más pequeños de lo normal y que sirve para separar los granos bien granados de aquellos que quedaron a medio granar. Cerramblique: Cernícalo. Chabarcón: Charco relativamente grande. Chacho: Sustantivo que se utiliza para llamar a un hombre o zagal en lugar de hacerlo por su nombre propio: -"Chacho, ¿donde vas?" Chamá: Llamarada fuerte. Changurrio: Estropeado, algo en mal estado o averiado. Chapinal: Barrizal. Charabasca: Trozo de escoba de la lumbre. Charniscar: Comer algo crujiente. Charrasca: Tabaco muy fuerte. Charruscar: Tostar el alimento. Charruscazo: Caída violenta al suelo, tirar al suelo algo con fuerza, matar algún animal dándole un fuerte golpe. Chauchín: Persona de poca credibilidad en sus afirmaciones. Chengo: Animal de poca valía o cojo. Chenguina: Ave pequeña de plumaje pardo oscuro. Chibiringue: Persona con poco carácter. Chicharrera: Guisante verde. Chichinfaina: Persona o animal endeble. Chichirivaina: Persona de poco juicio y formalidad. Chillo: Techo interior de una casa hecho de madera. Chinato: Piedra pequeña. Chinchorrero: Provocador de peleas. Chiona: Persona que suele hablar mucho y contar todo lo que oye. Chiquines: Juego de chicas. Chiriche: De poca lucidez mental. Chirrindonga: Cosa de poco valor o mal terminado. Chiscón: Especie de zagurda (véase definición) mal hecha. Chispoleta: Mujer inquieta o rápida en sus movimientos o aquella que habla mucho en poco tiempo. Chisquear: Hacer saltar chispas rozando dos cuerpos. Chisquearse: Acción de andar las caballerías rozándose las corvas. Chito: Montoncillo de cantos o piedras que sirve para señalar o deslindar algo. Chocante (ser): Adjetivo dado a las personas que tiene acuerdos graciosos y ocurrentes cuando hablan "fulano es muy chocante" que quiere decir "fulano es muy gracioso" Chochúa: Estar muy buena. Chochúo: Cojonudo. Chocote: Golpe dado con la cabeza. Choncho: Fruta inmadura Chuchurrío: Especialmente alegre. Chué: Golpe fuerte dado con una canica a otra. Chufla: Guantada. Chupón: Chimenea estrecha y corta. Churrearremeneto: Negación a la petición de otra persona, generalmente un amigo. Churuvía: Ave de patas muy finas, cola larga e inquieta, su plumaje es gris azulado y generalmente emigran en verano. Cica (meter la) : Entrometerse en asuntos que no incumben. Ciquitroque: Hombre basto, fuerte y mal proporcionado. Cisto Algo apretado o ajustado. Cizañear o meter cizaña: Malmeter o avivar discusiones. Clisarse: Quedar inmóvil con la mirada fija. Cocinilla: Marido que se mete mucho en las cosas de la mujer. Coger el tolis tolis: Tomar el camino y marcharse sin decir nada. Coguta: Cogujada. Cohete: Supositorio. Componeor: Persona que se dedica arreglar pucheros, cazuelas, sartenes y ponía lañas o cevicas (véase definición). Conchabear: Andar de un lado para otro buscando el sustento. Coquera: Aglomeración de cosas o personas. Coquigüelo: Pestiño. Coquillo: Pestiño. Correa: Trozo de tierra muy estrecha y larga. Corredera: Cremallera. Correr el tejado: Pegarle a otra persona considerablemente. Corrobla: Grupillo de personas, pandilla, etc. Corrutela: Repetición de actos o palabras. Corte: Lugar donde se está segando o trabajando en otros oficios. Cotela: Especie de brillo grasiento que le sale al paño, generalmente por el sudor. Criadilla :Trufa salvaje. Cuadril (cargar al) : Dícese el hecho de trasportar un cántaro en la cadera. Cuajo: Hipo que queda después del llanto. Cuanto á: Hace rato, hace tiempo. "Cuanto á que me levanté". Cucar: Dícese del ganado (generalmente vacuno) que corre con el rabo levantado cuando le pica una mosca. ■Acción producida en algunas verduras u hortalizas que cuando pasado el tiempo de recolección se muestran con su grana. Cuchara Jerreña: Cuchara grande de mango largo que sirve para mover la carne en los calderos o perolas grandes. Cuescarro: Adjetivo que se le atribuye al género de tela como consecuencia de la mugre que produce el sudor y la suciedad. Este se pone muy tieso. Cuesta repentina: Pendiente muy inclinada. Cugujón: Parte final del chorizo. Culá: Golpe dado en las nalgas tras ser sujetado por un brazo y una pierna entre dos personas. Culipollo: Hierba que se utiliza para purgar. Cuña: Un trozo de pan con engañifa que se come antes de la comida para matar el hambre. Cutáo: Persona apocada y pobre de espíritu. Cutifino: Persona o animal que en su especie ha medrado poco. Cutubío: Ave pequeña que abunda en Extremadura. ■Adjetivo que se atribuye a personas de poca envergadura.


D

Dambos: Dos. Dar cheira: Hablar mucho, trabajar mucho. Dar un buen fleti: Hacer limpieza. De por día: Ir a trabajar para otra persona solamente un día. Decao: Dar un golpe flojo. Décima: Piropo en verso que el mozo decía a su novia o pretendida. Defandangar: Deshacer de mala manera algo que se está haciendo. Defarrungar: Deshacer totalmente y destrozar lo que se está haciendo. Deforrajar: Mover las ascuas del brasero. Demuación: Aparición de nubes. Derrecio: Contundencia en la acción. Desacoto: Coger la última camada de un melonar o viñedo. Desacusar: Estar desprevenido o descuidado. "Estaba desacusado". Desajuntaor: Era el segundo líder de la partida de amigos; el que decidía a quién expulsar. Desbarrigado: Llevar la camisa por fuera del pantalón. Descabezar el sueño: Dar una cabezada. Descabrajonar: Partir un objeto de manera que casi se deshaga, es decir, a desgarrón. Descaliento: Comienzo de un noviazgo. Dolor en algún órgano. Disgusto. Descorcuñar: Buscar en lo más recóndito. Descuendá: Deshecha de alegría. Desforrifar: Estrujar algo hasta reventarlo. Desgalamío: Falto de apetencia, falto de espíritu para el trabajo, flojo por falta de comida, etc. Deslavón: Serpiente venenosa y ciega semejante a una lombriz, que vive bajo tierra, sobre todo en los patatales. Desmongar: Pelar pipas o similares. Despercuñada: Despejada, limpia… Despolillar: Deshacerse con rapidez de algo. Destinarse: Perder el sentido de la orientación y perderse. Destrapichao: Mal vestido, mal arreglado.


E

Echar a vaca: En un juego de dinero, alguno que está mirando y no juega pero pone dinero con otro que juega y pierde o gana con él. Echar un Luche: Agarrarse entre dos personas para ver quién derriba a quién. Ello por ello: Se dice de aquello que está a la medida o justo en el momento. Embeberse: Entretenerse con algo. Embeleco: Embarazo. Emberracao: Estar salido. Embiqui: Engaño al cambiar algo. Emboscar: Encerrar las ovejas en el corral o redil. Embocío: Mareado. Embozá: Cantidad de material que cabe en la cavidad que resulta de unir las dos manos. Embozar: Atascarse la máquina de trillar. Embujacá: Persona que lleva ropa muy ajustada o que sus carnes aparecen prietas. Empancináo: Hartarse de comer y sentirse incómodo por la pesadez del estómago. Empapao: Dícese de la persona que está bien enterada de algo. Empendolar: Recuperar algo que estaba en mal estado. Empeninarse: Ponerse de puntillas. En cata de: En busca de algo. "Esa anda en cata de macho" En el inte: Cumplir lo mandado en el momento. Encalar el trigo: Desinfectarlo del morón. Encalmarse: Sofocarse. Encarrefilar: Emprender bien el camino de una acción o enfilar personas o cosas. Enclaraol: Especie de morgaño que anda sobre el agua. Enfalagual: Meter en agua clara algo que tiene jabón. Engamonitar: Convencer con falsas promesas o enredos. Engañar el pan: Comer mucho pan con poca engañifa (véase definición). Engañifa: Lo que suele darse para acompañar a un trozo de pan. Engarilla: Puerta de hierro o madera para entrar en los cercados. Engarnio: Persona de poca valía. Englengue: Débil, flojo, endeble, etc. Enguerío: Entretenido. Engurruñar: Agarrotar. Enjarmo: Trozo de trapo que se pone a los animales debajo de la albarda. Enratarse: Comer algo hasta llegar a empacharse. Enristrar: Engañar y convencer. Enritar: Activar los deseos kitu CRM iereuales del macho hacia la hembra. Ensurcarse: Caerse en un surco y no ser capaz de levantarse. Entallado (estar): Estar mal de dinero. Entangar: Llevar a un acuerdo o reparar algo estropeado. "Esos dos se han entangado"; "Me han entangado el coche". Enteoso: Persona que tiene poca capacidad de aguante con los demás. Entererengue: Cualquier cosa en estado de poco equilibrio. Entijeretar la puerta: Dejar la puerta entreabierta. Entrequedente: Persona de poco humor y poco aguante para las bromas. Entrincar: Enemistar a dos personas. Enzoncharse en la cama: Meterse en cama sin ser una hora propia para ello y con holgazanería. Enzurronao: Adjetivo que se le da al cielo cuando esta cerrado por las nubes y lloviendo. Escaldao: Comida para cerdos que se prepara con agua y salvado. Escarabijar: Forma en que baila la peonza cuando tiene el pico mal centrado. Escarchar: Rachadura de gran tamaño. Eschambarilá: Persona, animal, o cosa con defectos visibles. Eschangar: Averiar un elemento mecánico. Eschangarrillao: Se dice de la persona o animal que tiene muchas dificultades para andar. Eschango: Aborto. "Ha tenido un eschango". Eschapetao: Persona poco cuerda. Escupiña: Saliva. Escusamozas: Instrumento que se usa en las cocinas de leña para soportar las sartenes. Esmotolar: Caerse dando con la cabeza. Esparihuelas Utensilio que sirve para cargar en las caballerías de leña gorda, y piedras grandes. Espulique: Golpe que se da con el talón del pie en el trasero del que está hincando de burro en el "juego de pídola". Estacon: Especie de árbol o rama seca que se clava delante de las majadas y que sirve para colgar la mayor parte de la loza del pastor. Estallaera: Castigo que se impone por el incumplimiento de alguna norma en el juego. Generalmente se hacía con dos piedras. Estallas: Trozos de madera que se le ponen a los mulos en el pellejo de los testículos cuando se capaban. Estaqueña: Adjetivo dado a la cabra u oveja que no quiere a su cría y para que ésta pueda mamar se debe sujetar en una estaca. Estómago desbarcao: Tener hambre y sentir el estómago vacío. Estrasera: Puerta que se pone en el corral y que suele estar en calle diferente a la principal. Estrébedes: Especie de escusamoza pero sin rabo y que sirve para el soporte de las calderas en el fuego. Estropel: Barullo, revuelo, alboroto etc. Faldiquera: Bolsa con tranzadera que se ataban las mujeres a la cintura.


F

Farragua: Persona mal vestida. Fato: Olor. Finfano: Mosquito. Firmar: Remover las ascuas del brasero. Forraje: Salir a bailar todos los mozos que no sabían cuando tocaban un pasodoble. Franciscario (tener poco...): Tener poco juicio, ser poco serio y de poca palabra. Furriona: Juerga o escándalo. Fusca: Basura. Fusique: Persona de poco aplomo y poca seriedad.


G

Gacho: Zurdo. Gajao: Arado que termina en dos varales y que sirve para arar con una sola caballería. Galapachá: Bocanada de humo, aire, agua. Galapero: Arbusto silvestre cuyas ramas están llenas de pinchos. Galipo: Escupitajo. Gallego: Valiente, aguerrido. Gallinaza: Excremento de gallinas. ■Gusano gordo de color blanco con cabeza roja y muy fina. Gambete (quitar el): Quitar la vida generalmente cortando el cuello. Gamonita: Vara que sale de una ceborrincha (véase definición). Garapullo: Capullo de una flor. Garitero: Persona que sale mucho y anda por todos sitios. Garlo/gárgula (beber a) : Beber sin tocar con los labios la vasija donde está el liquido. Garrasposo: Áspero. Garullo: Fruto de los galaperos o perales salvajes. Gaznate: Cuello o pescuezo. Gazuza: Hambre y apatía. Gegoso: Adjetivo dado a los niños mimosos, empachosos, llorones. Gorruño: Tacaño. Grancias: Restos de las pajas gordas y espigas mal trilladas que quedan al cribar las mieses. Granillo (ir a): Recoger las poquísimas bellotas o aceitunas que quedan en las encinas y olivos después de haber cogido la cosecha el dueño. Grea: Barro rojo, arcilla roja. Guani: Guadaña. Guaña: Guadaña. Guardapiés: Especie de rapón (véase definición) que se coloca bajo las faldas. Guás: Agujero que se hace en el suelo para introducir el bolindre en el juego de las canicas. Guijá: Vara larga con un clavo en una punta y que se utiliza para conducir las yuntas de bueyes y vacas. Gurancho: Agujero. Gustón: Cotilla.


H

Hablando (estar): Ser novios. Hacer corchete: Castañear los dientes con el frío. Hacer el toro: Dícese cuando el amo de un sembrado termina de segar toda sus tierras, se reúne con los segadores y les paga una juerga bebiendo vino o cerveza. Hacer los oficios: Hacer los quehaceres de la casa. Hacer migas: Tener buena relación entre dos o más personas, compenetrarse, entenderse bien… Hijuela: Medida agraria. Hincar el cuenco: Morir. Hincar el poleo: Morir. Hocico zumío (hacer a): Hacer las cosas en silencio. Hociquear: Entrometerse. Hoja: Sembrado antes de espigar. Hoja de sanaera: Planta que se utilizaba mucho para curar heridas. Hombría: Zona de una ladera que mira al norte.


I

Indirgar: Indicar el camino. Ir de arroyo: Decíase cuando los novios iban a ver a las novias que estaban lavando en el arroyo.


J

Jabatá: Corte. Jandalón: Fanfarrón, amigo de engrandecerse ante los demás. Jaragüelle: Espiga salvaje pequeña muy molesta para el ganado. Jarangandina o paloma: Especie de pájara, abulia, apatía, desanimo. Jaranquear: Estar enredando cuando realmente tenía que estar haciendo algo importante. Jarapal: Especie de faldón que usan las mujeres. Jarrasquear: Pasar arrastrando una rama seca, o tarama por la tierra escasa. Jergón: Saco grande. Persona gorda. Jergonear: Sacudir el saco o costal cuando se está llenando. Jerrá: Cántaro de hojalata que sirve llevar leche. Jicara: Pequeño trozo de algo. "Dame una jícara de pan". Jigo: Herida que le hacían las albardas que no sentaban bien a las caballerías. Muy frecuente en los burros viejos. Jimplá: Hartarse de algo. Jimplar: Llorisquear, o hipo que queda después de llorar Jinca: Tirar la peona (peonza) para hacerla bailar. "Voy a echarle una jinca a la peona". Jipear: Ladrar el perro con ladridos entrecortados. Joci: Hoz. Jopeá: Muy cansada por haber realizado algún trabajo fuerte. Jorgal: Pechera de las mujeres. "Esa tiene buen jorgal, tiene buena pechera". Jorongo: Cansancio, apatía, desgano al hacer las cosas… Jorra :Estéril. Josear: Espantar las gallinas u otras aves. Juélliga :Huella. Juergo: Holgura. Jugón: Camisa que utilizaban las mujeres. Julera: Madriguera de algún animal. Julli Julli: Persona de mucha ligereza, en general, para todo. Jundear: Tirar algo lejos con el fin de que desaparezca. Jundigon: Hoyo o pozo dentro de un lago o charco. Juntaor: Era el líder de la partida de amigos, era el que estaba autorizado para juntar al que quisiera. Jupa: Hartura de algo. "Me di una jupa de trabajar". Jurria: Meter prisa para hacer algo o hacer una jornada muy cansada.


L

Labija: Trozo de hierro para sujetar la puntera del arado en el yugo. Lacial: Palos (dos) que se unen por un extremo formando una horquilla y se unen por otro extremo con una cuerda. Sirve para coger los labios a las bestias falsas y poder herrarlas. Landeo: Limpiar algo superficialmente. Laña: Costura realizada con alambre en un objeto de hojalata, o en las cuencas. Lapa: Peña que tiene una fuerte inclinación sobre la vertical del suelo. Lardina: Desastre en algo. Levantijo: Inculpar a una persona de algo que no ha dicho o hecho. Licantina: Con mucha palabrería. Licantinero: Persona de poca seriedad y mucho cuento. Liendre: Horca de palo con dientes de madera y otros dientes verticales. Sirve para cargar los carros con paja. Liendro: Horca de madera que sirve para aventar las mieses trilladas. Limpiar: Aventar las mieses para separar el trigo de la paja. Liquio: Exacto, ni sobra ni falta. Lirote: Ironía de valentía. "Con los Quintos Lirotes no hay quién se meta porque viene.......con la escopeta". Lloraero: Lugar donde en invierno suele manar algo de agua.


M

Macho Pingo: Hembra con aspecto de macho. Machurro: Trozos de tierra muy escasa, esta llena de tomillo y no puede ser usada para sembrar. Magarza: Hierba de flor aromática y blanca parecida a la margarita y a la manzanilla. Mal Percal: Persona con mal talante. Mala fiscalía: Algo que no liga mucho. "El perro y el gato hacen mala fiscalía". Mala juelliga: Camino que presenta dificultad para el tránsito. Malmeter: Predisponer uno contra otro. Malo de papusano: Simulador de enfermedad. Manea: Cadena con la que se unen los cuartos delanteros de las caballerías para evitar que anden mucho o que corran. Manejantona: Mujer o persona en general que le gusta mangonear (véase definición) en todo. Mangonear: Meter la cica (véase definición) en todo aún cuando no le corresponde. Manguelita: Persona poco habilidosa y muy inútil. Manguto: Persona poco habilidosa para trabajar. Manía: Caducado o podrido. "Estas aceitunas están blandas o manías". Maraño: Montón de hierba que deja el segador cuando siega con la guadaña. Marea: Ir a segar los Domingos y festivos pero solo por la mañana. Marrajo: Especie de lagartija que habita en las charcas. Melena: Especie de manta muy pequeña y almohadilla que se coloca en el cuello del caballo para evitar que el yugo o la collera hagan daño. Merendilla: Trozo de pan con engañifa (véase definición) que se come por la tarde sobre todo en el verano. Meter cizaña: Avivar una disputa. Mezucón: Que se mete en todo. Mico: Meticuloso para la comida y de muy poco comer. Mixto: Cerilla. Mochinga: Caballería de poco valor. Mochuelo: Trozo de tierra que quedaba al partir las fincas que eran compartidas. Moga: Animal que tiene una oreja caída. Mojacilla: Pieza de hierro curvada con dientes unida a la brida, que lleva el cabezón, y sirve para frenar o dirigir al caballo. Mojigata: Insulto que define a una persona como alguien inútil. Moñica: Persona o animal muy menuda. Moquicaio: Persona falta de ánimo. Lacio o marchito. Morilla: Piedra de granito que se pone en la cocina y sobre la cual se apoya la leña para hacer el fuego. Moro: Yema del huevo. Morrina: Mortandad generalizada. Motajear: Calcular a ojo el valor, peso o medida de algo. Ni bulle ni tulle: Persona que estando muy enferma no mejora.


N

Niñarraque: Especie de muñeco que se ponía delante de los toros. Nora: Pozo circular de boca ancha y generalmente no demasiado profundo.


Ñ

Ñorros: Apoyar con los puños cerrados en la espalda del que hace de burro en el juego de pídola. Ñu: Nudo para unir.


O

Ojero: Pequeño manantial donde nace hierba fresca. Orejeras: Trozo de madera que une el pespeñero y la cabeza del arado y sirven para ensanchar el surco.


P

Pagar la posada: Dicho utilizado cuando al coger a un niño pequeño, éste se meaba. Palomo: Hierba parecida a los jaragüelles (véase definición) y muy molesta para el segador. Pa’ti boca de barril: Expresión utilizada para negar algo que te proponen. Pan leú: Pan amasado en el momento idóneo de meter al horno. Panear: Pedir pan para comer en repetidas ocasiones. Hay que recordar que en aquella época, solamente se podía comer pan entre las comidas una sola vez. "Este muchacho está toda la mañana paneando". Panera: Cajón de madera con batidero incluido que sirve para lavar la ropa. Panguato: Inútil. Papelón: Persona pelota y dada a reír las gracias de otras a las que considera de categoría superior. Papurreta: Barro muy líquido Parrampla: Mujer gorda y muy tranquila. Patatero: Chorizo hecho con patata, gordura de cerdo y pimienta. Patente (cobrar la) : Dinero que se cobraba a los mozos forasteros cuya novia era del pueblo. También conocido como cobrar el piso. El precio que se le cobraba estaba en función de la reputación, lo buena moza que era y del dinero que tenía el padre de la novia. Patigüelo (andar o saltar a) : Acción de andar o saltar con una sola pierna. Peacu: Persona torpe, basta, perra y de poca estima. Pejiguera: Adjetivo dado a las personas pesadas. "Este tío es un pejiguera". Peladilla: Lechón de treinta o cuarenta días. Pellejá :Hartura de algo. Pelona: Fuerte helada. Penacho: Hilos que por estar mal cosidos, cuelgan y quedan visibles. Penqueo: Cansancio en el trabajo. Peragañas: Cáscara de los granos de las mieses. Pericuche: Poste que se hacen a los lados de las puertas de los cercados. Perplejia: Corte de digestión por haber comido demasiado. Perrén: Cochinillo o lechón muy pequeño. Perritranca: Persona muy perezosa y bordonera para todo. Perro guto: Se dice del perro que es muy goloso y de poca valía. Pespeñero: Hierro que une la cabeza del arado con las orejeras. Pesquera: Presa de agua generalmente pequeña. Petrina: Cremallera de pantalón. Picocha: Pico con la pala de picar más ancha de lo normal y en la parte opuesta tiene un hacha para cortar leña. Se utiliza para descuajar. Picu: Pañales de los niños. Pierna: Gajo de una naranja. Pimpajaro: Especie de hierba de flor amarillo vivo muy abundante en nuestra tierra. Pimplina: Hierba que se cría en aguas paradas y someras en cuyo fondo hay mucho cieno. Pincho: Adjetivo que se le atribuye a la persona que camina muy erguido. Pinchote: Ave pequeña de bonito plumaje, cuyo nido es uno de los más perfectos de la zona. Pipo (Ponerse como) : Saciarse. Piporrear: Llorisquear. Pistojos: Adjetivo que se utiliza para describir a los ojos llorosos y entrecerrados cuando se padece un catarro. Pitera: Brecha hecha en la cabeza. Pitera alta: Cintura muy alta en proporción al cuerpo. Pitonera: Trozo de tronco de árbol seco o talado que cuando se arranca, queeda unido al suelo con las raíces. Pitorra: Gran cagada. Piumi Piuti: Tiempo muerto que se pide en cualquier juego. Pizpierno: Parte de la pata del cerdo que va desde la corva a la pezuña. Poleá: Sopa de harina pero con azúcar que se hacía como tradición cuando se terminaba la sementera. Pollo mantú Animal o persona falta de ánimo y con tristeza. Porchán: Porche que se hace detrás de la casa. ■Nombre propio de un pozo en Hinojal. Poyo de las Albardas: Banco que había en los bailes en el que se sentaban reunidas las madres que acompañaban a sus hijas y vigilar su comportamiento. Presentera: Algo relativamente visible cuando se pretende que permanezca oculto. Probena (echar una): Echar tierra en el culo a los chavales que tenían una abertura en la culera de las calzonas para evitar que se hiciesen su necesidades encima. Punta pescola: Labrar oblicuamente sobre la última besana.


Q

Quinchonear: Acción de cornear un astado. Quiqui: Lazo que se pone en el pelo generalmente a las niñas.


R

Rabero: Látigo. Rabiche: Borla pequeña en el centro de la boina. Rabinche: Tira estrecha de material. Suele ponerse en un extremo de la cincha. Racha: Raja o hendidura que se hace en un leño, piedra, pared… Raia: Medida muy escasa de cualquier cosa. "Una cuartilla raia". Rancho: Espacio, hueco. "Hazme un rancho". Rangua (salirse de) : Salirse de la norma en cualquier aspecto. Ranzoso: Persona muy escasa en la comida, en la forma de vestir, y en todo su comportamiento. Rapiterrón: Podar un árbol hasta dejarle sin ramas. ■Rapado de cabeza de una persona. Rascayú: Viento muy frío y cortante. Raspagilón Arañazo un poco ancho y poco profundo. Rastras: Gancho de hierro (garabato), del que colgaban varios garabatos más pequeños que servía para extraer los calderos que hubieran caído al pozo. Reboluto: Montón de algo mal colocado. Rebotajo: Restante de mala calidad. "Estas peras son del rebotajo". Rebrujiña/rebrujo: Mezcla. Recaída Rasgos de un dialecto o forma de hablar de una determinada zona. Rechuplosa: Que habla con mucha desenvoltura y salero, dando la sensación de saber mucho. Recientinu: Poco aire pero molesto por lo frío que es. Regandija: Pequeña grieta que traspasa una pared, puerta, etc. Regilón: Temblón. Regón: Trozo de muela que no ha podido ser extraída. Trozo de tronco que ha quedado medio quemado. Regordo: Churro. Rehilar: Temblar. Rejundir: Dar algo mucho de sí. Cundir. Relva (echar a) : Echar animales al campo y que se alimenten exclusivamente de lo que en él encuentran. Remostado: Pringado, sucio, manchado… Remú: Muda. Rencallo: Macho con un solo testículo. Rendir: Empaparse un sólido de un líquido hasta ponerse blando. Repeluco: Escalofrío. Repelunche: Tirar caramelos, dinero u otras cosas para que las coja el que quiera. Repión: Dícese del animal muy pequeño en su especie. Repiquete: Entierro de un niño muy pequeño. Retoro: Heces duras. Retortuño: Desorden y barullo entre la gente. Revesinos (cortar los) : Atar corto, quitar las intenciones. Rodillero: Artilugio de madera que sirve para que las mujeres se arrodillen a lavar o fregar el suelo. Roer (el zapato): Hacer daño el zapato. Rognar: Rebuznar el asno. Romancucla: Persona muy sabida en chismorreos. Ronchear: Segar a parches cuando las mieses no han alcanzado toda la sazón para la siega. Rostro de trigo: Montón de trigo que queda al limpiar la parva. Ruilla/rodilla: Especie de rueda de trapo que las mujeres utilizan para cargar sobre la cabeza cosas duras como cántaro, calderos… Rular: Funcionar bien. Ruoso: Niño llorón, malhumorado, que da mucho quehacer… Rutaera: Elemento hecho de madera que gira sobre un eje, con diente que produce un ruido muy fuerte y se utiliza para rutear (véase definición). Persona que habla mucho. Rutear: Hacer abatidas con perros.


S

Sacaeras: Palos que se colocan encima de la albarda y que sirve para llevar los haces de mieses del campo a la era de trilla. Salir al tanteo: Salir al paso de algo que se dice para contradecirlo. San sabanilla: Lanzar las piedras de sobaquillo (forma de lanzar objetos sin separar el brazo del tronco). Sanguta: Persona que está demasiado delgada. Santorostro: Salamandra. Sardinilla: Borde que se le quita a los quesos cuando se redondean para curarlos. Segureja: Hacha que sirve para cortar leña. Sentadilla: Manera de montar en una caballería con las dos piernas hacia el mismo costado de la misma. Serilla: Especie de manta hecha de esparto, tela, goma o piel que va encima de la albarda y debajo de la cincha. Socochar: Dejar la comida a medias de cocción. Solear: Tender la ropa al sol después de dar el primer agua y jabón para después aclararla. Sopas caponas: Sopas de pan con patatas, las cuales se apartan para hacer una ensalada. Sortija: Anillo de acero que se pone a los cerdos para que no hozaran. Sostribar: Apoyar.


T

Tajicante: Tronco de madera para cortar la carne con la segureja (véase definición). Tajo: Asiento hecho de trozos de corcha apilados. Era muy usado en las majadas de pastores. Talandango: Forma de gobernarse o gobernar algo. “Ese tiene buen o mal talandango”. Tallisca: Grietas entre dos peñas. Tamo: Polvo que desprende la paja muy molida cuando se trilla. Tamuelas: O "Te amuelas", es decir, te fastidias. Tancazo: Fuerte patada. Tarama: Rama de árbol seca. Taramear: Pasar una tarama (véase definición) por una tierra con el fin de allanarla y desterronarla. Tarimilla: Caja de madera con un círculo en el centro donde se aloja el brasero, debajo de la camilla. Tarrarra (Decir): Dicho que se utiliza para expresar que una persona se ha llenado de algo. "Come hasta decir tarrarra". Tasajo: Trozo de carne que se cuelga para que se seque. Tecloso: Persona excesivamente delicada e intransigente. Templado: Persona que relata hecho trascendentales como si no lo fueran dándole un cierto gracejo. Tenca: Borrachera. Tepajati: ¿Qué te parece? Tipo lápiz: Persona muy delgada. Tirable: Juego parecido al de Pídola pero con ciertas variables. Tirar los pantalones: Defecar. Tirri: Se dice a los niños que generalmente están muy delgaditos. Tirvitarbe: Tentempié. Tomar las once: Dar una vuelta por los bares y tomarse unos vinos antes de comer. Tomar las oraciones: Salir a tomar chatos de vino a las once de la mañana. Tomate: Agujero que se hace en los calcetines. Torruca: Montón de piedras o cantos colocados. Torruntuntún (andar al) : Andar sin rumbo. Tracamundear: Buscarse la vida. Tracamundeo: Desorden en algún aspecto de la vida. Traer la tarama atada: Cuando te despiden del trabajo. Tralarala: Persona de poco juicio y seriedad. Tranes: Empujón que se da al columpio. Trastesón: Mal paso. Trastornar: Volcar todo el serón. Trebegil: Inquietud, idas y venidas incesantes. Trigo millo: Maíz. Tripero: Embutido de matanza realizado con los trozos de tripa y sobrante de otros guisos. Trompitalega: Persona que tropieza con todo y que tiene poco cuidado con las cosas. Tronchapastos: Persona bruta y mal hecha en sus quehaceres. Tronera: Tinado cuyas puertas son de arcos grandes de medio punto. Troquetear: Mover el agua de un recipiente o estanque. Turulito: Persona con poca orientación. Tusa: Dejarse el pelo de la frente. Tutulillo: Especie de rumor o bulo infundado.


U

Undallá: Manera de mandar a uno a la porra o mas lejos.


V

Vaga: Espiga de la avena. Valcorrio: Pasodoble. Valiente (insulto): Forma de dar énfasis al insulto que viene detrás. "Valiente tonto, valiente idiota…" Veleí: Porque sí. Velellí/velehí/velequí: Allí/ahí/aquí. Vena Loca: Avena silvestre. Ventril: Trozo de cuero que se une a una soga y que es la parte que pasa por el vientre de la caballería al atar algo. Vera de pan: Pedazo de pan que resulta de hacer cuadrado un pan redondo. Vica: Orinal. Violero: Mosquito. Volandera: Piedra que se pone al final de una tapia, más ancha que ésta, para evitar que con la lluvia se deshaga la tapia. Voto estar: Tener poco apetito de comer, desgano…


Z

Zacatua: Hacer una fechoría. Zalampierno: Persona tosca. Zancajá: Paso muy largo. Zancas de araña (andar en) : Estar metido en cosas que no están muy claras. Zapatuna: Aceitunas de año cuando están blandas y empiezan a oler poco bien. Zaquilá: Costal o saco. Zaranguto: Pérdida del conocimiento producida por un arrebato de rabia. Zombo: Adjetivo que se utiliza para definir a la persona con las piernas arqueadas. Zopo (quedarse): Quedarse sin sensibilidad alguna parte del cuerpo. Zorrocotroco (huele a): Olor nauseabundo. "Huele a zorrocotroco". Zugar: Extraer la materia liquida mediante absorción.

Ayuntamiento de Hinojal - Teléfono: 927 28 60 81 - Fax: 927 28 61 60C/ Obispo Rocha, 8 - Hinojal (Cáceres) ESPAÑA

Motes y apodos

Don Justo Macarrilla Díaz, antiguo cartero y vecino de Hinojal ha compuesto un romance popular en el que recoge los motes de sus convecinos. Se muestra una parte del mismo:

En la provincia de Cáceres está el pueblo de Hinojal, que en motes es abundante no hay quien le pueda ganar. Para eso sus habitantes tenían gracia especial.

Hay motes de todas clases que trataré de explicar; los hay que son especiales que da vergüenza nombrar cuando hay gente delante que no están acostumbrá Voy a tratar de explicarte los que puedo recordar;

y antes quiero suplicarte que no te lo tomes a mal Si no es tu mote agradable no te debes enfadar porque puedo asegurarte que es una broma na más.

Tenemos al tío Piquito, los Neguetes y a Caifá; También tenemos al Pinto, y el Ceja también está; el Portugués y el Chinato, Cacereño y Tragapan.

Los Capeas y a tía Aceitera; a Chiripa y el Chorizo; los Blanquinos y tía Chorela. El Correa y los Cariños.

El tío Hierro y el Sevilla, Los Puntos y el Silencio; Pedrolas y Changarrillas Tiriras u Pasaeros.

Los Pasino y Cajilla, los Bolas y el Tararero, a los Nones y al tío Curro, el tío Canchal y el Sampeiro.

También tenemos Regujos, la tía Chica y el Sillero, Rebienta y el Ceborrinche, los Mancos y el Telelo, los Curbas y a José Cuello. También hay algunos Chocos.

En este bendito pueblo, que por tener ya de todo, hay quien le llama Moderno, hay toda clase de apodos unos malos y otros buenos.

Pollos, pollas y alcotan, Los Palomos y el Chorlito, Los Cuervos y el Pelican, Churubias y Coritos.

Hay también un Cigüeñal, que se han volado del nido, y vienen a temporás.

Hay cogutas y cogutos, aviones una bandá; Cucas, cuquín y hasta cucos, y nos queda el milanar; y algunos chivos sin cuernos. Chorupas, gatas y gatos.

Tenemos machas y machos; Potrillas y hasta muletos, elefantes y lobatos; cachorras y lobos viejos.

Hay cabras y hasta lobitos, que no es que sean pequeñejos, pues ya son bien mayorcitos, están ya bien pelechaos, y cada uno mata lo suyo.

Cerdos, cebones y perros, hay burrancos y conejos, vacas y zorros.

Hay guarrinos y borregos, también tenemos las monas, y algún mono más o menos. Ratos, ratas y ratinas, un galgo también tenemos, jorgones, bestias y mulinas.

Y este cuento se ha acabao, más perdonar los lectores, si alguno no he metío en cuenta. No han sido mis intenciones, quedar a ninguno fuera.

Si no estás en los renglones, es por falta de memoria. También pido me pedona, que no tenemos más que uno, y expuesto a extinguirse ya.

En cambio el perdigonar, como ahora valen mucho, está la finca acotá, para gastar los cartuchos, cuando se puedan cazar, los sábados y domingos, como es cosa natural.

Si alguien sirve de molestia, al ver estos renglones, su mote escrito en letra, con mis buenas intenciones, me he tomado la molestia, de hacer versos de los motes, naturales de esta tierra, que sus mismos habitantes, unos a otros pusiera.

Y que resulta chocante, de qué forma y que manera, aquella gente de antes, viviendo en la pobreza, tuvieran humor bastante, como los motes demuestran, con una cuarta de hambre, ganas de juerga tuvieran.


Muestras sonoras

El Grupo de música Anhinojo-Folk procedente de Hinojal cuenta en un poema los diferentes tipos de sopas extremeñas que se hacían antiguamente. (Programa de radio El Rincón Extremeño que emite todos los sábados de 9 a 12 en Radio Unión Cataluña)

Escuchar programa


Herramientas personales

sl
דומיין בעברית  דומיין  דומין  תוכנה לניהול  קשרי לקוחות  CRM, ניהול קשרי לקוחות  דומין בעברית  פורומים  ספרדית  גיבוי